El indomable Will Hunting (Gus Van Sant, 1997)

Good Will Hunting, o como se conoce en España El indomable Will Hunting -porque somos así ponemos los títulos que nos da la gana- es una película protagonizada en aquellos tiempos por un desconocido Matt Damon. Will (Damon) es un chico con una inteligencia asombrosa pero desaprovechada totalmente, ya que el chaval es algo rebelde y se dedica más a beber y pasarlo bien que en aprovechar sus cualidades en los estudios. Mientras curra de bedel en el instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), resuelve un problema matemático que uno de los profesores había puesto para sus alumnos. Cuando el profesor se entera que Will es el que lo había resuelto, intenta convencerle de que opte por un camino mejor y aproveche esa capacidad que tiene de cálculo para labrarse un futuro mejor. Tras muchos intentos de disuasión el profesor Lambeau le pide ayuda a su antiguo compañero Sean Maguire, interpretado por Robin Williams, un psicólogo que será capaz de ganarse la confianza de Will.
Esta es una de esas pelis en la que el guion lo es todo. No hay nada más, ni efectos especiales ni acción ni nada de eso, solo grandes diálogos interpretados por grandes actores. Y es por eso que merece mucho la pena verla. Robin Williams en su papel de psicólogo terapeuta -que le ha valido para ganar un Oscar como mejor actor secundario, y por algo será- tiene que lidiar con un muchacho con gran inteligencia pero con ciertos problemas emocionales, aun así será capaz de contrarrestar todas los dardos envenados que el chico lanza hacia él para evitar que lo conozca más en profundidad. Porque es eso a lo que tiene miedo Will, a pesar de ser una persona con respuestas para todo, se verá incapaz de responder a algunas de las preguntas más sencillas que le lanza Williams, y por eso mantendrán un pulso de tuya y mía durante el transcurso de la película. Además del Oscar al mejor actor secundario en 1997, ésta película ganó también el de mejor guión original, que escribieron conjuntamente Matt Damon y Ben Affleck, éste último también sale haciendo de amigo de Will, el amigo tonto por decirlo así o de pocas luces, pero necesario para entender la personalidad de Will. Una peli que les ha dado fama a los dos ya que anteriormente en los films que han trabajado no tenían tanta popularidad. De hecho la siguiente película en la que participó Damon fue Salvar al Soldado Ryan.

En definitiva una mierda de película, no vale la pena que la veáis… es broma sin duda es un gran film que será de agrado para la mayoría y en el que veremos unos de los mejores diálogos que nos ha dejado la industria del cine.