The Last of Us (Naughty Dog, 2013)

Naughty Dog es una compañía veterana en el mundo de los videojuegos, se fundó en 1986 pero fue en los noventa donde obtuvo reconocimiento por la creación del genial juego Crash Bandicoot para Playstation 1. El juego se convirtió en icono para la consola de Sony y casi en la mascota oficial, el éxito le llegó a crear secuelas como el gran Crash Bandicoot 3: Warped     o el genial Crash Team Racing. Con la llegada de Playstation 2 supieron renovarse creando un nuevo estilo de videojuegos de plataforma, Jak & Daxter: The Precursor Legacy fue todo un acierto y uno de los primeros juegos en aprovechar la capacidad de la consola. Y como no, cuando apareció Playstation 3 estos señores supieron otra vez dar un golpe en la mesa y crear un nuevo proyecto, esta vez más enfocado a la aventura y acción, así nació Uncharted: Drake’s fortune     con todo lo que le ha seguido. Parecía que con Uncharted 3 iban a dar por terminado la creación de juegos para esta consola y centrarse en la siguiente generación, pero Naughty Dog tenía un as en la manga, un último proyecto para demostrar por qué son una de las mejores compañías de videojuegos, algo totalmente nuevo y arriesgado, lejos del estilo al que estaban acostumbrados, así nació The Last of Us.
La historia se basa en un mundo postapocaliptico, tras el nacimiento de un nuevo brote de epidemia que infecta a las personas y las convierte en una especie de zombies muy agresivos, el protagonista Joel vive como puede en la zona de cuarentena de la ciudad de Boston, allí junto con Tess se dedican al contrabando, uno de los negocios sale mal y acaban encontrándose con la líder de las Luciérnagas (un grupo rebelde que se oponen al régimen militar establecido en las zonas de cuarentena). Les ofrecerá un trato a cambio de llevar a Ellie, una chica adolescente, a una base que tienen los Luciérnagas al otro lado de la ciudad. 
Lo primero que nos damos cuenta cuando ponemos el juego es que todo está cuidado al más mínimo detalle. Comenzamos con un capítulo justo en el momento en el que aparece el brote y vemos como el caos se apodera de la cuidad. Mientras Joel intenta escapar de la muchedumbre observamos explosiones, gente gritando, infectados y mucha tensión. Un primer capítulo intenso para marcar lo que ira deparando el juego. Tras esto digamos que empieza el verdadero juego. Si hemos jugado a algún juego de Uncharted lo primero que comprobamos es que el control y los movimientos del personaje son muy parecidos, con la diferencia que este tiene un modo “sigilo” en el que el personaje se mantiene agachado y sus movimientos son más lentos. A diferencia de Uncharted, The last of us en juego más del tipo “survival horror”, es un juego más lento y de pensar más la manera en la que vas a afrontar el escenario, porque los recursos que dispondrás son escasos. Estamos hablando de que la munición será escasa y en ocasiones será mejor pasar desapercibidos y esquivar a los enemigos que no enfrentarse a ellos directamente. Aun así el juego nos brinda todo tipo de situaciones, momentos de tensión y nervios, otros de acción, algunos de exploración, sin duda todo está cuidado para no abusar de un estilo en concreto. La mayor parte del tiempo la pasaremos acompañados de un NPC (personaje no jugable) como es el caso de Ellie, la coprotagonista del juego, a lo largo del juego veremos como la relación entre los dos se vuelve más estrecha. Al haber compañeros controlados por la IA siempre hay el miedo de si no se quedaran atascados en alguna zona o no responderán bien a la situación, aquí por lo menos cumple bastante bien y no nos suelen entorpecer demasiado, habrá ocasiones en las que los compañeros nos ayudaran y otras en las que tendremos que ayudarlo nosotros. Por suerte no te tendrás que preocupar mucho por ellos y siempre te irán siguiendo sin que haya problemas de que se queden atascados o algo. En cuanto a la IA de los enemigos también responde bastante bien, se suelen cubrir y buscar otras coberturas (aunque siempre está el típico kamikaze que no se cubre ni nada), eso en los enemigos humanos por que los llamados infectados son diferentes, hay varias clases de infectados y cada uno tiene sus características, unos son rápidos, otros muy fuertes y lentos, y otros se guían por el ruido que se genere a su alrededor. Con estos últimos está la gracia del juego el hecho de utilizar los elementos del escenario como botellas de cristal o ladrillos para poder distraerlos y pasar lo más inadvertido posible. Uno de los pocos inconvenientes es que el juego no es un muy rejugable, no hay ningún tipo de aliciente para volverte a pasar la partida exceptuando encontrar los objetos ocultos que hay por el escenario. Pero bueno son unas quince horas lo que te durará la primera partida y además cuenta con un modo multijugador online para alargar el entretenimiento. 
En cuanto al apartado visual estamos posiblemente ante el juego con mejores gráficos de la playstation 3, la recreación de los escenarios, la atmosfera, los efectos de luz y partículas, el aspecto de los infectados (terrorífico nada que ver con el aspecto de los típicos zombies), el diseño de los protagonistas, es sin duda una delicia visual. No hay fallos gráficos ni problemas de framerate, optimizado al máximo el motor del juego. No se le puede echar nada en contra, hasta el sonido es genial con un buena banda sonora y doblaje al español a la altura.
The last of us es seguramente el mejor juego de esta generación (empatado quizá con Grand Theft Auto V o Red Dead Redemption), pero a diferencia de estos no es un juego tan accesible ni para todos los públicos.  Es un juego de pensar antes de actuar, de tomártelo con calma, de tener paciencia porque los recursos son limitados, la dificultad es ajustada y moriremos en más de una ocasión. Pero si puedes superar estos inconvenientes podrás disfrutar de una de las mejores experiencias de entretenimiento.