Capitán América: El soldado de invierno (Anthony Russo, Joe Russo, 2014)

Bueno, bueno, bueno, ya está aquí ya llegó la nueva producción del Capitán América. Ganas había de ver la nueva película post-vengadores que no es otra cosa que una película pre-vengador 2. Y es que parece que las películas del Capitán América sean las más fieles y las que más tratan sobre la Agencia S.H.I.E.L.D. y todo lo que le rodea. Si en la primera película veíamos la transformación de Steve Rogers (Chris Evans) y la lucha contra el ejército HYDRA, en esta nos muestra la caída de la agencia S.H.I.E.L.D. La historia sucede después de lo ocurrido en Los Vengadores, Steve sigue intentado adaptarse a la vida moderna después de haber estado congelado tanto tiempo, hasta que se destapa una conspiración dentro de la Agencia de S.H.I.E.L.D., Nick Fury (Samuel L. Jackson) le pide ayuda para tratar de poner fin a semejante traición, el problema es que aparece un nuevo y poderoso enemigo, El soldado de invierno.
Tras Iron Man 3 y Thor: El mundo oscuro, le tocaba el turno al Capitán América, hay que preparar la trama para la nueva de los vengadores y por eso esta peli es muy importante argumentalmente. Si las otras películas pueden funcionar de manera independiente, esta es muy necesaria haber visto la anterior, ya que muchos personajes aparecían en la primera película, además la trama continúa en menor medida con lo ocurrido en la anterior. En esta, Nick Fury se convierte en pieza clave y por fin vamos descubriendo partes interesantes de este personaje. También contamos con la colaboración de la Viuda Negra (Scarlett Johansson), que como secundaria está bien pero  que no aguantaría una película ella sola de protagonista. Además se unen nuevos personajes como Halcón (Anthony Mackie) que seguramente veremos en la próxima de Los Vengadores y un nuevo enemigo: El Soldado de Invierno, un personaje misterioso con la cara cubierta (que los fans ya sabían quien era antes de que se estrenara la película) y un brazo biónico muy poderoso. Como en todas las pelis de Marvel encontraremos el mismo estilo de desarrollo, son películas muy sencillas con mucha acción y ligeros toques de humor. Películas familiares aptas para todos los públicos. Algo que le ha funcionado muy bien pero que también hace que no lleguen  destacar, a ser un peliculón. La única que quizá lo ha conseguido ha sido la de Los Vengadores y ni Iron Man, Thor o el Capitán América lo han conseguido. Lo bueno es que si eres fan de Marvel estos pequeños detalles los vas a pasar por alto y más cuando en los endings aparecen las escenas post-créditos que tanto gustan a los seguidores. Un regalo que no hace más que aumentar las ganas de ver la siguiente. Lo bueno de Marvel es que tiene películas para varias décadas, y la próxima será Guardianes de la Galaxia (sin contar la de X-men) que debería estrenarse en agosto. Al menos Marvel consigue que ir al cine valga la pena.