RoboCop (1987) vs RoboCop (2014)



Remakes, remakes everywhere, el comodín de las productoras, el recurso fácil, la manera de sacar dinero aprovechando un éxito pasado. La manera de destruir las ilusiones de  los fans. Y es que en general los remakes han hecho más mal que bien. En esta década varios son los que han aparecido, véase Total RecallConan el Bárbaro, Oldboy, Dredd, Furia de Titanes, Karate Kid, Godzilla, King Kong y un largo etc. Y otros a los que llamamos "reboots" que básicamente consiste en hacer una nueva saga volviendo a contar la historia desde el principio véase The Amazing Spiderman o la nueva de El planeta de los simios, o las de Star Trek, más las que quedan por llegar. Entre todos ellos está Robocop, una peli de Paul Verhoeven que se hizo allá por el año 1987 y que ahora el director José Padilha vuelve a mostrarnos por pantalla con el único aliciente de mostrar mejores efectos especiales.
La base de la historia tanto en una como en otra es la misma, Alex Murphy entra en el cuerpo de policía de Detroit y mientras está en un caso sufre un accidente que prácticamente lo mata. La empresa OmniCorp se hace cargo de lo que queda de él y lo reconstruyen para convertirse en una especie de cyborg y usarlo como arma contra el crimen. Una de las diferencias está que mientras en la vieja el accidente viene por una banda criminal que lo cose a balazos, en la nueva le ponen una bomba en el coche cuando éste está apunto de subirse, un ligero cambio que nos sirve básicamente para que en esta última haya un punto más importante en la relación entre Murphy y su mujer e hijo,cosa que prácticamente no vemos en la vieja.Tambien cambian los personajes como es lógico y por ejemplo en esta última le dan un mayor protagonismo a los doctores y el equipo en que trabaja Robocop. Y añadiendo un poco mas de cache contando con actores como Gary Oldman y Samuel L. Jackson.
Pero lo más importante es el mensaje que dejan, lo que transmiten, la marca de la casa, el sello del director. Y es que en la Verhoeven vemos un futuro anti utópico, violento y peligroso, lleno de crítica social y con el toque de cinismo propio del director. Algo que convierte la cinta de Padilha en una película infantil, no hay ni punto de comparación, se deja todo eso en el tintero para mostrarnos el típico futuro cercano de cualquier película de ciencia ficción actual. Además cuando en la original la gracia estaba en ver como Robocop, el cual era simplemente una máquina, ese hombre transformado en un monstruo que poco a poco se iba convirtiendo en ese ser que estaba atrapado dentro, en ese Murphy que intenta recobrar la conciencia, algo que nos privan completamente en la nueva cuando nos muestran que básicamente es el mismo hombre con ayudas mecánicas. Una lástima porque creo que esa es la gracia de Robocop. Por desgracia es lo que prima hoy en día, hacer pelis de calidad media añadiendo gran contenido visual, en forma de CGIs y explosiones por doquier, para que las compañías de cine tenga una fuente de ingresos segura, a pesar de que no creo que haya recaudado mucho. Si hasta el cartel mola mas.
Si no existiera la Robocop original se podría decir que ésta es entretenida (de hecho si nos has visto la original seguro que hasta le das el visto bueno, incluso te recordará vagamente a Ironman), un blockbuster para pasar el rato con buenos efectos especiales y eso, pero si la comparas con la de 1987 esta gana por mayoría, sus momentos, su violencia, su crítica social no hacen más que ensalzarla y poner en evidencia al film de Padilha, una lástima porque teniendo los recursos que se tienen hoy en día y las posibilidades que da hoy el cine se puede hacer algo mucho mejor. Aun así no es de los peores remakes que se han hecho.