El amanecer del planeta de los simios (Matt Reeves, 2014)

Tras un "reboot/precuela" bastante buena de la saga del planeta de los simios llamado El origen del planeta de los simios llega su esperada secuela El amanecer del planeta de los simios (no podían hacer el titulo mas largo).
La historia transcurre 10 años después de los hechos ocurridos en El origen del planeta de los simios, tras la aparición del devastador "virus de los simios" desarrollado en un laboratorio y que casi acabó con los humanos, los simios evolucionados por los efectos del virus ahora se han convertido en la raza dominante del planeta. La única amenaza para su desarrollo la representa un grupo de seres humanos que han sobrevivido al virus, el cual ahora ya son inmunes. Los hombres necesitan la energía de una presa cerca del asentamiento de lo simios, así que el líder de los simios César, que antaño fue criado por un humano, firma una tregua de paz que evite estallar una guerra que determinará cuál será la raza dominante.
El origen del planeta de los simios fue una grata sorpresa fílmica, el nivel de la película era bastante elevado y supo desarrollar un historia factible y actualizada sobre lo que todos conocemos de las películas antiguas del planeta de los simios, la peli fue bien recibida y dejó buenas críticas que propiciaron hacer su segunda parte. En este caso la historia ya avanza bastante y vemos a los simios muy desarrollados en lo que supuestamente en un futuro será su conquista a nivel mundial. En esta ocasión han descartado al reparto de la primera (James Franco, Freida Pinto) para enfocar la atención a un grupo de supervivientes en la desbastada ciudad de San Francisco, Malcom (Jason Clarke) quiere reutilizar una vieja presa para generar electricidad a la ciudad liderada por el alcalde  Dreyfus (Gary Oldman). Malcom busca la complicidad demostrada por César para dejarlos trabajar en la presa, esto generará una serie de inconveniencias entre un grupo de simios encabezados por el malhumorado Koba, que no los parece una buena idea ya que con ello los humanos podrían hacerse mas fuertes. Los simios mas violentos y los humanos mas ignorantes provocaran una guerra por el control total del territorio. La parte de los simios lógicamente goza de mucho CGI para mostrarnos sus movimientos (en ocasiones parece un documental del Discovery), como no, Andy Serkis es el que se pone el traje de “motion capture” para interpretar al carismático César, (a este tipo deberían darle un Oscar especial por su trabajo). Las animaciones son buenas y el nivel de detalle de los simios es bastante elevado, aunque algunos movimientos son demasiados forzados y torpes y no parecen encajar en algunos situaciones. Momento especial es verlos montados a caballos o disparando armas de munición infinita (por que no los vemos recargar nunca vamos, gajes del oficio). Al menos se han esforzado mas en interpretarlos, a diferencia de los humanos. Jason Clarke no destaca en ningún momento y Gary Oldman interpreta aun atontado y poco creíble líder del grupo. Me cae genial Gary Oldman pero da pena en los momentos que sale, ademas el doblaje al español a perdido al actor que siempre lo doblada cosa que hace que aún baje el nivel más, podrían haber puesto a otro y no se hubiera notado la diferencia. Lo que sí se ha notado es un aumento de la acción en aras de la trama que es mas previsible y típica, si la primera parte gozaba de una historia solida y bien desarrollada aquí optan mas por lo tradicional, acción y buenos efectos especiales a raudales. 
En definitiva esta secuela no es tan redonda ni está tan bien desarrollada como la primera, aún así es entretenida y mantiene un cierto nivel que genera buenas sensaciones de cara a la tercera parte en caso que se haga, de todas formas mejor que la de Tim Burton es seguro.