Fast & Furious 7 (James Wan, 2015)

Y ya van siete, quien diría que aquella primera A todo gas (The Fast and the Furious, 2001) enfocada mas en las carreras callejeras y dirigida al publico juvenil se convertiría en una saga de acción de lo mas respetable. Y es que mucho ha cambiado la saga desde entonces, por suerte ha sabido renovarse y ha conseguido adaptarse a lo que actualmente se lleva, haciéndola una de las sagas mas rentables del género. De las siete películas que hay actualmente se podrían hacer dos grupos: por un lado las tres primeras películas, donde lo underground y lo tuning predominaban en las escenas, ademas cada una era diferente a las otras, cambio de personajes, de escenario, etc. Con la cuarta volvieron a encauzar la saga hasta lo que conocemos hoy en día, al fin y al cabo lo que nos molaba ver era a Toretto y compañía. Tras la declaración de intenciones de la cuarta llegamos a la que posiblemente sea la mejor película de toda la saga, un claro ejemplo de como hacer una película de acción, entretenida y relacionada con los coches. La sexta sin embargo no pudo mejorar lo mostrado en la anterior, aunque sí que fue capaz exagerar las escenas de acción a niveles insospechables, (la escena del puente, la del avión, en fin). ¿Y qué tenemos en la séptima entrega? Pues algo parecido a la anterior.
La trama parte donde lo había dejado la anterior. Resulta que Shaw, el malo de la anterior peli, tiene un hermano mucho mas malo, que es ni mas ni menos que Jason Statham, su objetivo es encontrar y eliminar al grupo de Toretto por haber lastimado a su hermanito. Tras matar a Han y cerrar por fin la trama creada en la tercera A todo gas: Tokyo Race, Toretto parte en busca de Statham para vengarse. Como siempre, contará con el apoyo de su “familia”.
Ademas de los personajes principales ya conocidos, Paul Walker, Vin Diesel, Michelle Rodriguez, Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Ludacris, Dwayne Johnson, contamos con un sorprendente Kurt Russell, el cual los años le pesan y un desaprovechado Tony Jaa, el cual esperaba un mejor papel para él, ah si, y también sale Lucas Black, el protagonista de la tres, el tío de treinta años que se hace pasar por uno de diecisiete, sale un par de minutos para cerrar la trama y ya. Como siempre formaran esta especie de Ocean's Eleven, preparados para lo que se les eche encima.
En esta ocasión el mayor impacto fue conocer el trágico fallecimiento del actor Paul Walker, coincidiendo cuando ya se estaban rodando escenas de la película, un shock importante para los fans y por el cual se tuvo que retrasar el estreno, ademas como es lógico hubo que reajustar el guión. A pesar de ello no ha habido un cambio significativo del personaje, para las escenas que faltaban se ha utilizado a los hermanos que él tiene y se ha digitalizado su cara, ademas de los trucos de escena para evitar mostrar el rostro demasiado, algo que sabiéndolo te vas fijando en las escenas para saber en cuales es él de verdad y en cuales no,  incluso han utilizado, en la versión original, grabaciones de Paul de las pelis anteriores para mantener la misma voz. Hay que decir que el final lo han conseguido arreglar muy bien para que Paul no sea necesario para la próxima entrega, una especie de homenaje recordando su paso por toda la saga, algo muy poético y sensible, un final de lagrimilla.

Te echaremos de menos Paul


En definitiva una peli entretenida de acción de las que disfrutas viéndola en el cine.
Lo mejor, las escenas en que aparece Jason Statham, este tío está zumbao y es capaz de enfrentarse al mismísimo La Roca o Vin Diesel (que por cierto la edad ya le va haciendo mella), la espectacularidad de algunas escenas de acción.
Lo peor, que los años pasan para los protagonistas y que cada vez va a ser mas difícil sorprender al público, llegará un punto en que esta saga no de mas de sí, y no parece que quede mucho, veremos que hacen para la próxima.

La pregunta mamporrera: si se supone que son fans de los coches y los adoran, ¿por qué acaban destruyéndolos todos?,  ¿de donde sacan tantos coches?