Star Wars. Personajes: Lando Calrissian. Por Néstor Company

“¿Sabes Han? al verte vienen a mí muchos recuerdos. Sí, ahora soy responsable… es el precio que pagas por tener éxito.”

Los sinvergüenzas suelen ser tipos carismáticos y encantadores. Su arte para el medraje y la manipulación les permite salir airosos en muchas ocasiones. La galaxia de Star Wars no es una excepción en todo ello. Ya vimos como Han Solo había sobrevivido a base de pequeños negocios hasta llegar a convertirse en un gran contrabandista. Este tipo de rufianes puebla las páginas del universo expandido pero uno de ellos es particularmente importante por seguir una evolución parecida a la del Capitán Solo, además de haber sido compañero de aventuras del corelliano en muchas ocasiones.
Nos referimos a Lando Calrissian. El futuro Gobernador de Ciudad Nube nació en un planeta del sector Kibilini llamado Socorro (no es broma, lo juramos!). Como buen planeta del Borde Exterior que se precie, no existía un régimen de gobierno en Socorro y la anarquía era total permitiendo que fuera un reducto para las actividades delictivas. En un entorno como éste, Lando aprendió a vivir bajo el código de los ladrones y obtuvo la mejor preparación posible para enfrentarse a los peligros que le esperaban. 
Pronto demostró tener una gran habilidad para los juegos de cartas. Así fue como se convirtió en un auténtico tahúr, especializándose en el juego del sabacc. Resulta curioso como, entorno a una mesa de juego, se decidieron los hechos más trascendentales de su vida.
El prestigio de Calrissian como jugador fue en aumento y se le empezó a conocer en varias sectores. Cada vez formaba parte de partidas con apuestas mayores y, cuando el dinero se terminaba, los jugadores llegaban a poner en liza sus posesiones más preciadas. Eso ocurrió durante un torneo de sabacc donde fue capaz de ganarle la propiedad de la nave estelar, conocida por el nombre de Halcón Milenario, a un jugador llamado Cix Trouvee. Sin embargo, Calrissian no sabía pilotar una nave de estas características y requirió las enseñanzas de alguien capaz en estas lides. La oportunidad se le presentó en la luna de Nar Shadda donde le hablaron de un joven contrabandista, con formación de piloto en la Academia Imperial, que era conocido por su gran destreza al frente de los mandos de navegación. Lando fue a su encuentro pero lo encontró en una situación díficil puesto que había caído bajo el control de Boba Fett. El cazarrecompensas había conseguido drogarle y dejarlo fuera de juego. Por su captura iba a recibir una gran suma de dinero. Pero Calrissian apareció en el momento justo para hurtar ese plan y aplicarle la misma medicina a Fett. Tras librarse del cazarrecompensas, Han Solo, agradecido, le enseñó a Lando las bases del pilotaje. 
Calrissian alternó misiones de contrabando con su reputada actividad como tahúr. Recorrió la galaxia y aumentó su flota pero siempre conservó la posesión del Halcón Milenario, una nave cuya velocidad le garantizaba siempre una fácil huída.
Sin embargo, una racha de mala suerte le dejó al borde de la quiebra y decidió participar en el torneo de sabacc, en Ciudad Nube (Bespin), para tratar de rehacerse. Desafortunadamente para él, la partida final le enfrentó a Han Solo y éste consiguió dejarle sin blanca además de obtener la posesión de una de sus naves. Lando creyó que no iba a perder el Halcón ya que era poco vistoso pero Han conocía sus posibilidades y no dudó en quedárselo.
Lando tuvo que afrontar la pérdida de la nave más importante de su flota pero pronto recuperó ganancias y volvió a meterse en nuevos negocios de contrabando que, en ocasiones, compartió con Han Solo. Perdió naves pero volvía a recuperarlas en las mesas de juego. También el dinero seguía estando a su disposición y así fue como decidió apostarlo todo contra el Gobernador de Ciudad Nube, Dominic Raynor. El puesto de Gobernador estaba en juego y, tras una serie de vicisitudes, logró vencerle convirtiéndose en el nuevo hombre fuerte la colonia minera de gas tibanna.
Establecido como Gobernador de Ciudad Nube, Lando superó las conspiraciones iniciales de Raynor y logró mantener la colonia fuera del control del Imperio una vez estalló la Guerra Civil galáctica. 
Sin embargo, tres años después, no pudo evitar caer bajo el yugo de Darth Vader. Boba Fett seguía los pasos del Halcón Milenario y advirtió a Vader. El Lord Oscuro se presentó con un destacamento en Ciudad Nube antes de que Han, Leia y Chewbacca llegaran para ocultarse de la persecución Imperial y reparar el sistema de hipervelocidad del Halcón. Lando les acogió como hubiera hecho en condiciones normales pero les condujo a una trampa donde serían capturados a la espera de que eso precipitara la llegada del verdadero objetivo de Vader: Luke Skywalker. Calrissian vendió a su amigo para intentar preservar la independencia de la colonia y los beneficios de la mina.
Sin embargo, ante la cadena de acontecimientos que condujeron a la congelación de Han en la carbonita, decidió ir más allá de su seguridad personal y trató de ayudar a Leia y Chewbacca para impedir que Boba Fett se llevara el cuerpo de Solo. No fue posible lograr ese objetivo pero sí pudieron salvar a Luke tras ser vencido por Vader.
Sintiendo remordimientos por la traición hacia Han, decidió cambiar su vida e integrarse en la Alianza Rebelde para combatir la tiranía del inmisericorde Imperio. Tras localizar a Solo en el palacio de Jabba, participó activamente en su liberación aunque cayó al pozo del sarlacc. Han le ayudó a escapar de la muerte y ambos volvieron a ser amigos.
Ascendido al rango de General de la Alianza Rebelde, le fue encomendado el mando del Halcón Milenario en la ofensiva sobre la Segunda Estrella de la Muerte. Han Solo no podía estar en la cabina porque debía dirigir la operación terrestre en la luna de Endor. Su objetivo era la destrucción del generador que activaba el escudo de la estación espacial. Por consiguiente, necesitaban a un piloto que conociera bien la nave.
Cuando la batalla no pintaba bien para la Alianza, Lando consiguió que el Almirante Ackbar concediera más tiempo a Han para destruir el generador y, una vez logrado el objetivo, el Halcón Milenario encabezó la oleada de ataque que acabó con la mortífera estación espacial.
Muchas son las historias que expanden la biografía de Lando Calrissian a partir de ese momento pero, llegados a este punto, es mejor reconocer el buen trabajo de Billy Dee Williams en El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi. El actor neoyorkino resultó ser un auténtico hallazgo y representó perfectamente el espíritu de “empresario bribón con buen fondo” que requería el personaje.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El cine de Hollywood.