Jurassic World (Colin Trevorrow, 2015)

Jurassic World llega arrasando en taquilla convirtiéndose en el mejor estreno de la historia en EEUU, si si, superando incluso a la de los Vengadores o la de Fast & Furious 7, parece que había muchas ganas de volver a nuestros queridas bestias caminando por ahí y arrasando con todo. El hype por volver a ver una peli de Jurassic Park era tan alto como un Brachiosaurus, humor paleontólogo amigos. Lo que pasa que como toda película de acción que se hace hoy día queda reducida a ofrecer buenos efectos especiales y mucha acción, pero nada de profundidad, con excepciones como la genial Mad Max.
La historia se traslada 22 años después de lo sucedido en la primera, ahora el parque es funcional al 100% y está abierto al público, la gente se lo pasa bien y esta todo genial, pero como todo parque de atracciones que se aprecie necesita ir renovándose y ofreciendo nuevos espectáculos. La dirección del parque capitaneada por la supervisora Claire (Bryce Dallas Howard) y sus científicos están trabajando en un nuevo proyecto, una nueva especie de dinosaurio modificado genéticamente para dar -como dice Masrani (Irrfan Khan) el sucesor espiritual de Hammond- mas miedo. Obviamente algo sale mal y bicharraco se escapa de la jaula causando un estropicio por donde pasa. Como la seguridad del parque no consigue reducir al dinosaurio apodado Indominus Rex, no le quedará más remedio que recurrir a nuestro protagonista cowboy Owen (Chris Pratt) para encargarse de él con sus propias manos, bueno y con la ayuda de unos velociraptores domesticados cual cachorrillo canino.
Bueno he de decir que la película me ha sabido a poco, le falta un hervor por decirlo claro. Básicamente han tratado de coger lo mejor de la primera y plasmarlo con los recursos que tenemos hoy en día, por desgracia eso no es suficiente, esta muy que hagan guiños constantes a las pelis anteriores para que los fans que las hayamos visto nos sintamos más nostálgicos, pero eso no hace más que demostrar que las de Spielberg estaban mucho mejor hechas. Jurassic Park siempre ha sido sinónimo de tensión y nervios unido a escenas míticas que serán recordadas en la historia del cine, el vaso de agua, el primer momento del Rex, la escena de la cocina con los raptores. Momentos realmente angustiosos que te dejaban pegado al asiento. Ahora no, con Jurassic World lo que vemos es mucha más acción pero nada de suspense, no hay ninguna momento que digas ostras que va a pasar, y más cuando los has visto todo en los trailers (la gran lacra del cine moderno), solo hay una cosa que han reservado y es al final, y lo que debería ser guay se lo liquidan con un Deus ex machina de manual. Los efectos especiales son casi todo CGI y los dinosaurios no aportan la calidez de los animatronics de las viejas. Pero no todo es malo, tranquilos, como siempre el prota es un digno sucesor del Dr. Grant pero sin llegar al nivel de Goldblum, que eso es inalcanzable. Chris Pratt se está convirtiendo en el actor de moda y no sería raro verlo en otras películas como el nuevo prota de acción, el tío tiene carisma y encaja perfectamente en este género. Entre sus acompañantes destacan Claire, una chica que puede correr por el bosque en tacones tranquilamente, Masrani el dueño de la isla que aporta un toque cómico al film, luego están los de siempre, el malo de turno que quiere usar a los velociraptores como armas para la guerra, el grupo de fuerzas especiales que no duran nada, los típicos extras que los ponen simplemente para que se los coman los dinosaurios, y como todo Jurassic Park que se aprecie no puede faltar en el grupo a ese niño repelente, o niños, de turno, esa manía que tienen las productoras en poner a chiquillos para ampliar el target del espectador es bochornoso, odio a los niños en este tipo de películas, y más sabiendo que no van a morir, seria muy cruel por otra parte.
En definitiva Jurassic World es una buena película de acción, entretenida pero que nos es digna sucesora de las de Spielberg, de hecho la pondría al nivel de la tercera, aunque algo por encima. No va a suponer una revolución en el género ni se va a convertir en un referente para las futuras películas. Si no hubiera estado ligada a la saga y fuera una producción nueva tendría más aceptación por mi parte.