Vale (Alejandro Amenábar, 2015)

Una nueva manera de hacer anuncios ha llegado... ¿O es otra manera de hacer cine? Según se mire.
Como cada verano, desde que en 2009 se descubriera esta forma diferente de preparar el anuncio del verano, Estrella Damm nos ha tenido pendientes de la televisión para descubrir su anuncio, llegando a superar en expectación al de las burbujas de Freixenet. Sin embargo, este año, tras ver como otras marcas de cerveza copiaban la fórmula, Estrella Damm ha querido dar un paso más allá, convirtiendo un simple anuncio en todo un cortometraje con todas las de la ley.
Para contarnos la importancia de una palabra tan sencilla pero tan común como es «vale», la marca de cervezas fichó a Alejandro Amenábar para que se hiciera cargo del guión y la dirección. Para llamar la atención del público, se contrató a Dakota Johnson, (Cincuenta sombras de Grey) y a Natalia Tena (Juego de Tronos, Saga Harry Potter). El reparto se completó con actores, por decirlo de alguna manera, «de la casa», como Quim Gutiérrez, Carles Francino, Patricia Valley, José Javier Domínguez y Francesc Garrido. El rodaje de Vale, que tuvo lugar en un absoluto secreto en Ibiza, se realizó en tres idiomas: catalán, castellano e inglés. De este modo, podemos ver escenas que se grabaron en catalán y castellano, otras solamente en inglés, y otras en castellano... ¡Qué grande que es el bilingüismo!... O el trilingüismo.
El resultado final de este experimento, punto medio entre el cine y la publicidad, es más que satisfactorio. Además de contar con el «buenrollísmo» propio de los anuncios de Estrella Damm, Vale nos demuestra que, si no se dijera el nombre de la marca, pasaría perfectamente como un corto como cualquier otro, demostrando que cualquier excusa es buena para hacer buen cine.