Batman v. Superman: El amanecer de la justicia (Zack Snyder, 2016)

Ha comenzado la fase 1 de DC. Pero en DC lo tienen más complicado que en Marvel, esta última ha sabido crear una franquicia de éxito que de momento le está saliendo muy bien. Por su parte DC ha empezado tarde y mal. Cuando Marvel lo había petado con los Vengadores, un año después DC nos mostró El hombre de Acero, película que no convenció a la mayoría de público, ahora con Batman v Superman (BvS en adelante) podremos ver si su carta de presentación está a la altura de lo esperado. 
BvS comienza donde lo dejó El hombre de Acero, en primer momento veremos la lucha entre Superman y el general Zod desde el punto de vista de Bruce Wayne, este ve de primera mano como destruyen la ciudad de Metrópolis. Demasiado poderoso este “alien” como para dejarlo por ahí sin ningún tipo de control. Por eso Batman hará todo lo posible para eliminar a Superman, aunque para ello tendrá que jugar sucio, pues no es rival para un ser cuya fuerza es sobrehumana y muchos lo consideran un dios, menos mal que tiene un punto débil, la kryptonita, y aquí es donde entra en escena el archienemigo más conocido de Superman, Lex Luthor. Este ha conseguido fragmentos de kryptonita de la antigua nave kryptoniana y pretende efectuar experimentos para armamento experimental. Estas premisas sirven para desarrollar la trama de BvS, y la sensación que da la película es que es mejor que la anterior pero aun le falta ese punto para considerarla genial, la sensación que te deja es fría, por un lado es entretenida pero por otro hay algo que no terminar de encajar. La peli es larga, son casi dos horas y media de metraje y se siente como eso, no se pasan volando pero tampoco se hace un coñazo, lo que si que tiene son dos partes claramente con ritmos diferentes, la primera parte de la película es lenta, va poniendo los personajes y la trama en situación pero de una manera un tanto irregular, le sobra metraje y los diálogos, la mayoría, son intrascendentes, la segunda parte es más dinámica y engloba el combate que todos deseábamos, la lucha entra Batman y Superman, creo que aquí es donde se lo han currado más, los momentos de acción son realmente espectaculares, mejor recreados que en El hombre de acero.
Dicho esto toca hablar de los personajes/actores: Superman ya lo conocíamos de la anterior, Henry Cavill vuelve a ser el mismo sin mejorar su actuación ni empeorarla, es un buen Superman pero no tiene ni el protagonismo ni el carisma que le harían falta, Lois Lane (Amy Adams) no destaca (tampoco era necesario) pero se convierte en la típica “damisela en apuros”. Pero vamos a los que realmente importan, primero el Batman de Ben Affleck (cuyas críticas se han cebado con él desde el momento que se supo que haría de Batman), este Batman es mucho más vengativo y frío que los anteriores, por mi parte le ha faltado un poco más de fuerza en el personaje, Ben Affleck está un poco “sosete”, sin embargo el traje de Batman y la estética me gusta mucho, tanto el normal como el metálico, este es la leche. Aun así en conjunto global me quedo con el Batman de Bale. Jesse Eisenberg interpreta a Lex Luthor y es el que peor queda, es una mezcla entre el personaje de La red social y el Joker de Nolan, el exceso de locura lo vuelven poco creíble, pierde la maldad que debería tener el personaje, si al final no parece tan malo, solo un poco ido y ya está. BvS también ha servido para mostrarnos en pantalla a Wonder Woman (Gal Gadot), esto unido a una breve escena sirven como nexo para las futuras pelis de DC.

¿Sangras? Sangrarás

Todos conocemos al director Zack Snyder, un director bastante irregular que en función de la libertad que tenga, hace mejores o peores películas. Cuando se basa en algo muy concreto, lo hace bien (Watchmen, 300) y cuando tiene mas libertad su calidad baja (Sucker Punch, El hombre de acero). Curiosamente BvS recuerda bastante a una mezcla entre Watchmen y Sucker Punch. Guste o no, será el que dirigirá la Liga de la Justicia así que más o menos podemos ir viendo por donde irán los tiros. Además Snyder es de esos directores que necesitan mucho metraje para explicar algo que se puede resumir en menos minutos, las escenas de sueños o pesadillas sobran, así como volver a revivir la muerte de los padres de Wayne, no era necesario, al menos lo aprovecha como "opening" de la película. Seguramente veamos una versión extendida cuando saquen la película en DVD.
Las diferencias entra Marvel y DC son claras, Marvel tiene películas de acción para todos los públicos, entretenidas, con mucho humor, personajes guays y toques frikis. En cambio DC va por la vía de películas más oscuras, pseudofilosoficas y complicadas que de momento no están funcionando tan bien. Pero al menos están intentando buscar un camino propio sin llegar a copiar el estilo de Marvel, cosa que lo condenaría.  De todas formas la película no está tan mal como dicen las críticas, el principal fallo que tiene es querer meter muchas cosas, lo que lleva al punto de no explicarlas bien dejando la trama confusa, pero vale la pena verla.