One Punch Man T.1 (Shingo Natsume, 2015)

Un chico llamado Saitama, debido a un exhaustivo y curioso entrenamiento, puede derrotar de un puñetazo a los monstruos y villanos que asolan el lugar. Debido a esto, el chico se aburre, pues no encuentra un rival a la altura. Es por ello que decide formar parte de la Asociación de Héroes, organismo que lucha contra todo tipo de enemigos. Además de buscar a un contrincante digno, Saitama tiene que conseguir que el resto le valore, pues su aspecto hace que la gente le discrimine y le considere un héroe de tres al cuarto.
Lo mejor de la serie es sin duda su personaje, Saitama no es que sea fuerte, es que es ultrapoderoso, capaz de derrotar a cualquier enemigo con solo un golpe. La serie se sale de los cánones habituales del típico “shonen”, donde el protagonista lucha contra un enemigo, este lo derrota y nuestro prota debe entrenar duramente y recuperarse para mas adelante poder vencerlo. Esto aquí no pasa, siempre tienes la duda de si Saitama podrá derrotar al enemigo, hasta que lo ves en acción y se despejan las dudas. Con su aparente indiferencia ante lo que le rodea en ningún momento parece sufrir, de hecho mientras combate contra el enemigo de turno, este solo está pensando en qué comprar en el súper. Como vemos, el humor es pieza clave del anime, parodiando incluso al género de superhéroes, así como los personajes que aparecen, cada uno muy diferente del otro y con unos roles muy marcados, al que más veremos en pantalla es a su discípulo Genos, que no deja de asombrarse ante el poder del sensei. La historia se desarrolla en ciudades ficticias llamadas Ciudad-A hasta Ciudad-Z, siendo esta última la protagonista de la historia. Todas estas ciudades están protegidas por los héroes que están inscritos en la Asociación de Héroes, dependiendo de su fuerza adquieren un rango el cual los destinan ha ciudades cuyo índice de peligrosidad se adecua a su perfil. Los enemigos son los llamados Kaijin, unas criaturas muy poderosas que de vez en cuando aparecen por las ciudades destrozándolo todo. El anime es divertido, con mucha acción y a nivel visual el aspecto es de calidad, escenarios detallados, escenas ágiles con mucha explosión y destrucción. El anime está basado en el manga homónimo y actualmente consta de doce episodios mas algunos OVAs, debido al éxito de la serie ya está confirmada una segunda temporada con más capítulos. Sin duda One Punch Man es una serie muy ligera, divertida, con mucho ritmo y unos personajes muy carismáticos, perfecta para verla en esos ratos libres de los que disponemos.