xXx: Reactivado (D.J. Caruso, 2017)

Regresó como Riddick en Las crónicas de Riddick (2004), regresó como Toretto en Fast & Furious 4 (2009), y sucesoras. Era de esperar que regresara también como Xander Cage. Y es que hubo una época en que nuestro querido Vin no quería hacer segundas partes de sus pelis de acción, algo que por lo que vemos ha cambiado mucho de opinión.
La primera xXx (2002) fue una sorpresa, un nuevo enfoque chulesco y gamberro al género de acción y espías, una alternativa al tan serio James Bond, cierto que no era una película de las que marquen época pero lo poco que ofrecía, lo ofrecía bien. Era de esperar que no tardara en salir una segunda parte. xXx2: Estado de emergencia (2005) contaba con Ice Cube en lugar de Vin Diesel y fue una peli bastante mala, perdió toda la esencia de la original. La saga se podría haber quedado así, pero Vin Diesel está, como ya hemos dicho, en modo de hacer todas las secuelas que no hizo en su momento, de esta manera, Vin en modo productor y Dj Caruso como director tenemos, doce años después de la segunda, una tercera parte xXx: Reactivated.
La historia pierde toda el estilo de la primera. Comienza en una escena con Gibbons (Samuel L. Jackson) y Neymar, sí Neymar el jugador de fútbol, Gibbons  quiere contratarle como agente Triple X pero en ese momento cae un satélite en el café en el que están y se supone que mueren. Con esta premisa sabes que la peli no va ir en serio. Ya ves que no se va a parecer en nada a la primera. Y es que como historia la primera al menos era interesante, Xander tenia que infiltrarse en una banda anarcoterrorista que pretendía poner en jaque al mundo mediante armas biológicas. En esta ocasión, el guión es el más visto y más tópico del género. La NSA contrata a Xander (que supuestamente estaba muerto en la anterior) para que atrape a un grupo de delincuentes que han robado un aparato mágico capaz de destruir el mundo. En esta ocasión, el aparato mágico es una tablet capaz de hacer que caigan satélites como meteoritos, por supuesto este aparato pertenece a la misma NSA. Con esto ya sabes que la agente que ficha a Xander va ser en realidad la mala de la peli y que los delincuentes en realidad no son los malos. Sí, ya sé que esto es un "espoiler" pero es que lo adivinas en el minuto uno de la peli, y sí, la trama podría ser una cualquiera de las últimas de Fast & Furious. Así que lo único que nos queda por ver son secuencias de acción exageradas, música cañera y comentarios de tipo duro graciosillo del protagonista. Ni siquiera el resto del reparto está a la altura, Donnie Yen y Tony Jaa, dos pedazo de expertos en artes marciales están totalmente desubicados en la película. El resto de personajes no destacan, el único en el que te fijarás será en Rory McCann, cuyo personaje es bastante estrafalario, y porque el actor es "el Perro" de Juego de Tronos. El resto: algunas chicas guapas, un luchador de UFC, un asiático un cantante de reggueton por medio, etc.
En definitiva la película no te ofrece nada interesante. Todo lo que ves ya lo has visto en otras pelis por lo que la única gracia es ver de nuevo al personaje de Xander Cage, cosa que no es suficiente. Al menos la primera ofrecía algo que te podía interesar, esta es tan innecesaria como mala.