Mars Attacks! (Tim Burton, 1996)

Películas sobre invasiones extraterrestres se han hecho muchas. La mayoría han sido de terror, suspense o de acción, pero evidentemente también ha habido hueco para la comedia. Mars Attacks! no deja de ser una parodia de los clásicos de ciencia ficción con mucho humor negro y mucha ironía, es por eso que esta película se ha convertido en un clásico dentro del género.
La trama no deja de ser la clásica invasión, en este caso, marciana. Un montón de platillos volantes procedentes de nuestro planeta vecino llegan a la tierra y lo que parece un primer encuentro pacifico y amistoso se vuelve en una matanza terrestre. Los militares intentan hacerle frente pero el poder de destrucción marciana es muy superior.
Hasta ahí no hay nada diferente de cualquier tipo parecido de película pero el tono cómico es su gran baza. Mars Attacks! es una parodia de las películas "yankees" propias de los años cincuenta/sesenta durante la guerra fría, donde Estados Unidos son los buenos y el resto del mundo los malos, inserte aquí comunistas, vietnamitas, oriente medio, marcianos, etc. Y por supuesto con todos los tópicos y clichés de la época. Tim Burton ha sabido dotar al film con ese toque irónico y conseguir reírse de uno mismo, tenemos escenas divertidas, absurdas y totalmente delirantes, y es que estos marcianitos bajitos y cabezones son bastante gamberros y les gusta "liarla parda".
La película tiene ese toque de cine de serie B y evidentemente los efectos especiales son, digamos, bastantes flojos, pero es algo que encaja perfectamente con el estilo de película, esto no es un Independence Day, no necesitas grandes efectos especiales ni realismo científico, está hecha así de mal a propósito. Los marcianos tienen la clásica apariencia que se imaginaban en los cincuenta, los platillos volantes son los clásicos esos redondo que giran sobre si mismo, los militares tienen esa mentalidad de querer utilizar bombas nucleares para solucionarlo todo y como siempre la resolución del conflicto, la victoria contra los invasores se consigue de manera casual y absurda. El héroe es un don nadie sin ningún tipo de habilidad, por eso esta película me gusta mucho compararla con la de Independence Day porque resultan muy diferentes, de extremos opuestos pero con un planteamiento parecido, además las dos se estrenaron el mismo año por lo que se acentúa más esa diferencia de estilos.
Pero en lo que mejor ha sabido trabajar la película es en su increíble reparto, hay una gran cantidad de actores que podemos reconocer al momento, tenemos a Jack Nicholson como presidente de Estados Unidos, Glenn Close como la primera dama, Pierce Brosnan como el científico guaperas, Martin Short como el secretario de prensa, Sarah Jessica Parker como reportera, Natalie Portman como la joven hija del presidente y muchos más como Michael J. Fox, Annete BeningRod Steiger, Danny DeVito, Jim Brown, Lukas Haas, Jack Black… si hasta sale Tom Jones cantando su famosa canción. De todos ellos Jack Nicholson es quien se lleva la palma, su papel como presidente de Estados Unidos lo convierten en uno de los más creíbles y representativos del cine, con discurso incluido, y eso que esta peli es una comedia.
Evidentemente la trama simplemente es un trámite de tópicos del género, la única pega es que el ritmo se desinfla un poco en su parte final, perdiendo esa frescura que vemos representada en esa primera parte. 
Mars Attacks! ya es uno de esos clásicos del género de ciencia ficción de invasiones extraterrestres y sobretodo de la comedia y la sátira política, uno de esos films que tienes que haber visto al menos una vez en la vida. No por su calidad, si no por lo que representa.