Karate Kid fue una de esas pelis míticas de los ochenta, un clásico con el que mucha gente ha crecido y el culpable de que muchos jóvenes se apuntaran a clases de karate en la época. Por desgracia sus secuelas no estuvieron a la altura, tampoco ese remake de 2010 con Jackie Chan y el hijo de Will Smith el cual no ayudó a relanzar la saga. Pero sorprendentemente desde la plataforma de YouTube Red han conseguido hacer una serie a la altura de lo que se esperaba, donde la nostalgia y el recuerdo de la primera película destacan en cada escena.

Cobra Kai transcurre en la actualidad, han pasado tres décadas desde esa mítica final del torneo de karate de All Valley donde se enfrentaron un jovencísimo Daniel LaRusso y un macarra Johnny Lawrence, las vidas de estos dos han cambiado mucho desde entonces y ahora Lawrence está en un momento malo de su vida, divorciado con un hijo que no le hace caso y un trabajo poco gratificante, su única salida la bebida, hasta que se mete en una pelea para ayudar a un chaval que estaba siendo acosado por unos compañeros de instituto, la gratitud del chaval y un encontronazo con Larusso, le motivan a abrir el dojo Cobra Kai.

Aunque la serie se apoya mucho en la película del 84 -tenemos montones de guiños, frases, personajes y lugares mostrados en la original- la serie se puede disfrutar sin haber sido un seguidor de la saga, esa es una de las cosas que mejor han sabido gestionar, lejos de cerrarse para ser solo para fans, cualquier persona podrá disfrutar de la serie sin tener conocimiento previo, claro que evidentemente la nostalgia y emotividad aumentan si de pequeño fuiste un fan incondicional de Larusso y Miyagi.

La serie se ha actualizado, los personajes están mejor perfilados, ya no hay una linea que divide los buenos de los malos como pasaba en la peli, ahora todos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, demostrando que Lawrence y LaRusso no son tan diferentes entre ellos. Los actores que los interpretan son los mismos que en la original, por lo que de nuevo contamos con William Zabka y Ralph Macchio siendo Zabka el que lleva prácticamente todo el peso de la serie y demostrando que sigue en forma.

Cobra Kai se ha convertido en una grata sorpresa, no esperaba que tuviera el nivel que ha tenido, no tiene una gran infraestructura ni un presupuesto desorbitado además de venir en una plataforma poco conocida como Youtube Red, pero sabe gestionar bien los pocos recursos que tiene, la relación entre los personajes, la rivalidad latente entre LaRusso y Lawrence protagonizada por los mismos actores, las situaciones que atraviesan hacen de la serie un drama ligero con toque de comedia apto para todo el público, esto unido a la duración de los capítulos de unos 30 minutos, hacen que terminarse la primera temporada de diez capítulos sea prácticamente un suspiro. Por supuesto, ya hay preparada una segunda temporada que esperemos poder ver el año que viene. Sin duda Cobra Kai ha sido una de las sorpresas del año.