El 12 de Octubre de 1492 Cristóbal Colon y su tripulación llegaron a unas tierras nunca antes pisadas por los europeos, o como se dice también, por los cristianos. Pero lo que Colon creía que eran las Indias, para el resto de su tripulación era un nuevo mundo, un mundo por descubrir lleno de riquezas, o al menos eso creían.

Conquistadores Adventum nos narra los primeros treinta años desde la llegada de Colon al nuevo mundo. Una historia de unos pobres hombres que sin saberlo iban a formar parte de la historia de la humanidad. Como es evidente, vamos a encontrarnos nombres muy conocidos por todos y que marcaron época, algunos pasaran muy por encima, como Hernán Cortés o Francisco Pizarro y otros la historia se va a centrar más en ellos, como el propio Colon, Juan De La Cosa, Alonso de Ojeda, Vasco Nuñez de Balboa, Fernando de Magallanes o Juan Sebastian Elcano. Sí, también vamos a ver en pantalla la primera circunnavegación por mar. Muchas cosas que mostrar en tan solo ocho episodios, es por ello que la trama va bastante rápida y continuamente tendremos saltos de tiempo. Esto hace que muchas situaciones importantes pasen por alto o no se desarrollen del todo bien. Ayuda bastante el narrador, una voz en off que de vez en cuando nos va aclarando la situación y otras veces se inventa lo que podría haber sucedido, como curiosidad, la voz es del actor de doblaje Jordi Brau, conocido por doblar a Nicolas Cage o Tom Cruise entre otros. De todas formas en general, la serie tiene una factura técnica impecable, es increíble que siendo una serie española con un presupuesto seguramente bajo, comparado con las grandes producciones inglesas o americanas, no tenga nada que envidiarle a estas. Los escenarios, la ropa, la caracterización de los personajes están a muy buen nivel, no se les puede criticar. Aunque si que hay una parte que chirría, y es que cuando hay escenas de acción, como peleas o luchas con espada, las acciones son bastante flojas, no queda realista, con movimientos lentos y poco contundentes, imagino que este es uno de los ejemplos cuando no se puede gozar de una producción de tanto nivel. Pero quitando eso, el resto cumple sobradamente. Es una serie muy interesante de visionar por su vertiente histórica, y este es otro de sus puntos polémicos, y es que la sombra de la leyenda negra de España es muy alargada, unos dirán que lo fomentan más, otros que lo intentan blanquear, otros que se inventan muchas cosas, sea como fuere y aunque el rigor histórico no sea cien por cien real, la serie posiblemente sea una de las mejores series españolas de la historia. Ojalá una segunda temporada con la conquista de Cortés o Pizarro, sería algo increíble.

En general, la serie está por encima de lo acostumbrado para una serie española, es una lástima el poco ruido que ha tenido por lo que ha pasado muy desapercibida por el público, una pena porque historia hay para hacer unas cuantas temporadas.