the_13th_warriorAhmed Ibn Fahdlan (Ibn para los amigos), es un alfaquí musulman que ha sido expulsado de su tierra por cometer actos impuros, vamos que se enrolló con la mujer de un importante hombre del califato. En lugar de matarlo, como hubiera sido probable en esa época, es enviado como embajador ante los pueblos del norte. En el camino, se junta con un grupo de nórdicos al que le han solicitado la ayuda para defender a un pueblo que ha sido atacado por una tribu de hombres-bestias conocidos como wendols. Por culpa de una hechicera que dice que tienen que ser trece guerreros los que partan a ayudar al pueblo, siendo el guerrero numero trece alguien de origen extranjero, a nuestro amigo no le queda más remedio que unirse a este grupo de bárbaros en una misión prácticamente suicida.

El guerrero nº 13 es una de esas pelis que pasó sin pena ni gloria en la industria pero que, a pesar de todo, es una peli bastante entretenida. Tenemos una peli histórica basada en la novela de Devoradores de cadáveres del escritor Michael Crichton -el mismo que escribió Jurassic Park-, en ella se relata una tribu salvaje caníbal llamada Wendol que se cree que son neardentales, además tienen como líder o madre la representación de la Venus de Willendorf. El caso es que en la peli no sabemos nada de eso al principio, conforme el grupo de guerreros llega al poblado va escuchando la historia monstruos, serpientes de fuego, etc. A pesar de todo, estos vikingos son fuertes como el vinagre y pueden con todo. Pero más puede nuestro amigo árabe que va a demostrarles a todos lo que puede llegar a hacer. Para empezar, Ibn es capaz de aprender el idioma vikingo, danés o el que usen simplemente escuchándolos, se tira unos cuantos días simplemente oyéndolos y llegado el caso suelta una frase que se quedan el resto con el culo torcido. Pero es que además también tiene dotes de guerrero y un caballo que corre y salta más que cualquier otro. Está claro que la hechicera esa acertó escogiéndolo. Antonio Banderas es quien se encarga de interpretar al árabe y demuestra que está a la altura, hace muy buen trabajo, también el resto de actores que hace de vikingos, en especial Vladimir Kulich y Dennis Storhøi que parecen salidos de esa época.

Es una lástima el poco recorrido de esta peli , tiene grandes momentos y en general todo está bastante bien elaborado, tuvo un presupuesto decente aunque al aparecer no recaudó lo suficiente. Es curioso que siendo el director John McTiernan conocido por rodar La Jungla de Cristal o Depredador no haya tenido más éxito. Las escenas, la música y dentro de lo que cabe el guion, están mejor de lo que uno podría esperar antes de verla.

El guerrero nº 13 es una de esas pelis que entra en el saco de pelis que están bien pero que por una razón u otra no tuvieron éxito y quedaron olvidadas entre el publico y la opinión. De todas formas no hay que dejarla escapar y si te gustan las pelis históricas, de aventuras con espada en mano, toques de brujería y misterio, tienes que darle una oportunidad.