El coronavirus ha afectado a todos los sectores, y evidentemente el cine no iba a ser menos, ya hemos visto como se retrasaban los estrenos más esperados del año como la de James Bond o la Tenet de Nolan, así que este pinta ser un año muy flojo en el sector. Pero hay alternativa, y es que las plataformas de streaming están en su mejor momento. Y gracias a esto ya podemos disfrutar de la ultima de Tom Hanks, y no, no está en Netflix ni Amazon, esta el Apple TV+.

Cuando se anunció apuntaba a peliculón, una peli ambientada en la segunda guerra mundial, basada en hechos reales -como no podía ser de otra manera- un escenario poco visto, la guerra en ultramar entre los submarinos Alemanes U-boat y los convoys de ayuda que Estados Unidos enviaba hacia Gran Bretaña. Al frente, el Comandante Ernest Krause (Tom Hanks) es destinado al mando del destructor USS Keeling con el nombre en código Greyhound. A su cargo también cuenta con dos destructores británicos que le ayudan en la escolta de 37 barcos mercantes con destino a Liverpool. Una lucha desigual contra un enemigo que ataca en manada.

A priori tiene buena pinta y lo primero que llama la atención es su corta duración, ¿solo hora y media para una película bélica? Algo raro al principio, pero cuando vemos como está desarrollada enseguida se entiende, y es que la peli es un no parar. Quitando los primeros minutos de presentación, la cinta nos sumerge en una acción y tensión constante. Prácticamente no hay descanso y vemos la agotadora lucha que los aliados sufrían al enfrentarse a esos submarinos prácticamente indetectables. Por que sí, una vez mas lo vemos todos desde la perspectiva aliada, de hecho lo vemos todos desde los ojos del comandante Ernest Krause, siendo este el único y principal protagonista. Así que ya podemos ver que va ser una peli cargada de heroísmo yankee, algo que por otra parte ya estamos acostumbrados últimamente en el cine, de este modo no vamos a ver nada del otro bando y por supuesto eso hace que los veamos como los malos malisimos y no podamos simpatizar con ellos. Para un papel así que mejor que contar con uno de los mejores actores de Hollywood, Tom Hanks es Tom Hanks y hay que reconocer que este tío sabe de sobras como actuar. Él solo carga con todo el peso y dramatismo de la película, lejos de ser uno de sus mejores papeles el hombre lo clava como siempre. Pero el hecho de que se centre exclusivamente en Tom Hanks hace por ejemplo que el resto de personajes pasen muy desapercibidos, quitando a Stephen Graham que lo ves un poco más, el resto ni los recuerdas, pasan muy por encima. Lo mismo pasa con la acción, en general está muy bien y a nivel visual cumple, pero queda todo muy en segundo plano.

Al final la peli está bien pero tampoco es nada del otro mundo, es muy superficial, me esperaba algo mucho mejor, una especie de Master and Commander pero de la Segunda Guerra Mundial, esto hubiera sido algo genial, pero no se le acerca, tampoco se puede comparar con Dunkerque ni a nivel de tensión ni suspense. De todas formas merece la pena verla, sobretodo si te gusta el género.