¿Alguna vez os habéis imaginado qué pasaría si Hitler despertara hoy en día? ¿Qué pensaría de esta sociedad? Bueno pues con esta película tenemos una posible idea de lo que podría ocurrir. La película está basada en la novela Ha vuelto (Er ist wieder da en alemán) del escritor alemán Timur Vermes, rodada a modo de falso documental, el film no deja de ser una sátira de la sociedad actual muy al estilo de lo que se ha visto en Borat (2006).

Hitler se despierta en 2014 y desorientado y confundido acaba conociendo a un reportero que trabaja para una cadena de televisión. La elocuencia y verborrea del propio dictador hacen que enseguida salga en la tele y se haga famoso por el país, evidentemente la gente lo toma por un imitador y se hacen selfies con él y le piden autógrafos desconociendo su identidad real.

La película no deja de ser una comedia utilizando un hecho que a priori no debería de ser parodiado, sorprende que los alemanes se hayan atrevido a hacer algo así, algo que demuestra que han conseguido pasar página a esa oscura época de la historia por la cual han tenido que pagar un alto precio. El caso es que se necesitan películas así para demostrar que la sociedad avanza dejando atrás los problemas del pasado. Si esto lo hubieran hecho los americanos no sorprendería tanto, pero imaginaros si esto se hiciera en España con Franco. No sé yo si entraría facil…

Hay que decir que como comedia va un poco justita, la película tiene un estilo más propio de serie B, aunque con el paso de la trama se va arreglando, de hecho me recuerda en ciertas ocasiones a la de Idiocracia (2006). Los diálogos en general no están muy elaborados y las actuaciones son pésimas, pero bueno, tienen la excusa de que es una comedia y con eso pueden disimular las carencias que tiene. Está claro que lo de pensar en que Hitler siguiera vivo hoy en día da mucho morbo. Lo que mejor desarrolla la película son esos momentos en los que se muestra a Hitler por la calle con la gente de a pie, supuestamente viene a ser algo parecido a una cámara oculta por lo que las reacciones de la gente cuando lo ven se supone que son ciertas. Vemos gente riéndose, otros extrañados, muchos haciéndole fotos y grabándolo con el móvil, otros muy disgustados y que no les hace gracia, y otros que le hacen el saludo fascista. Esto último junto con el final de la película es lo que nos hace pensar e invita a la reflexión, un toque de atención a los problemas del auge de la extrema derecha y de los políticos actuales en la Alemania moderna.

En definitiva Ha vuelto es una película irregular pero que a su vez nos sirve para pensar en si esta sociedad actual ha pasado página o por el contrario podemos ser influenciados por movimientos extremos tal y como pasó en el pasado. Una película perfecta para debatir y reflexionar.