Dentro de nada se acaba el año y nos toca cambiar de dígito, aunque parezca increíble 2020 está a la vuelta de la esquina, una época que parece futurista dentro del mundo cinematográfico, por estas fechas ya deberíamos de tener coches voladores, robots, haber colonizado otros planetas, etc… y aquí seguimos, embutidos en nuestro planeta al que maltratamos cada día más, ni siquiera hemos vuelto a la luna. Pero bueno, no está todo perdido, aun podemos reaccionar y cambiar el mundo para mejor.

En lo respecto al cine, esta década hemos visto una saturación de películas de superhéroes, remakes, reboots y refritos de pelis antiguas, -especialmente de los ochenta- donde  simplemente la nostalgia y los efectos especiales sirven como excusa para ofrecernos lo mismo pero con sombrero nuevo. Una falta de originalidad tremenda por parte de las productoras que han visto la manera fácil de hacer caja. Esto no es algo único del mundo del cine, también pasa en los videojuegos, y por supuesto los culpables somos nosotros por alimentar esta tendencia. Pero claro, cuando tiran de nostalgia cuesta caer en sus redes, y eso que sabemos nunca van a superar al original.

Sea como fuere y por no perder la tradición que llevamos haciendo los últimos años, os presentamos el ranking de lo mejor y lo peor que ha dado el cine en este año, -dentro de las pocas películas que hemos visto y que son todo películas comerciales- por lo que no vas a ver en el ranking alguna peli de autor húngara subtitulada en suajili con acento koreano.

La mejor película del año

Joker (Todd Phillips)

No será una obra maestra pero sí que ha sabido ofrecernos una de las mejores historias sobre el origen del Jocker o el guason o el bromas o el risas, que junto a una increíble actuación por parte de Joaquin Phoenix lo postulan como un serio candidato a los oscars.  Tenemos la mejor película del año y una de las mejores pelis que se recordaran en esta década.

Finalista: Erase una vez en… Hollywood

 

La peor película del año

X-Men: Fénix oscura (Simon Kinberg)

Aquí podría entrar cualquier secuela innecesaria como Terminator: Destino oscuro, reboots como los Ángeles de Charlie, etc. Pero es que en lo que ha quedado la saga X-Men ha sido un despropósito, un ejemplo del poco esfuerzo que algunas compañías realizan, no se puede vivir de rentas siempre y esta de X-Men supone un final indigno para lo que ha sido una saga que empezó genial con la de Primera generación.

Finalista: Hellboy

 

La sorpresa del año

Le Mans ’66 (James Mangold)

Llegó sin grandes pretensiones, sin hacer mucho ruido, basado en un hecho real y resulta que tenemos una de las mejores pelis de este año. Le Mans ’66 ha sido una grata sorpresa, una epopeya automovilística llena de ambición, donde la amistad y la rivalidad compiten en una carrera sin fin. Genial en el apartado audiovisual y sonoro, un soplo de aire fresco.

Finalista: Ad Astra

 

La decepción del año

El irlandés (Martin Scorsese)

Y es que lo que prometía que iba a ser una obra maestra, un cierre magistral a esta trilogía de Scorsese sobre el mundo de la mafia, al final ha resultado ser una peli que si bien no ha sido para tanto. No es que sea mala, simplemente es que no es tan buena como parecía ser, una obra con ciertos fallos visuales y una trama no tan elaborada que se alejan de lo mejor que ha rodado Scorsese.

Finalista: Glass (Cristal)

 

La película más esperada de 2019

Tenet (Christopher Nolan)

En 2020 volvemos a tener peli de Nolan, uno de los pocos directores actuales que generan cierta expectativa con sus películas, vuelve la ciencia ficción en un thriller que parece que juega con los viajes en el tiempo… y con nuestro hype. Y es que tras sus últimas películas no podemos evitar ser fans de Nolan.

Finalista: James Bond: Sin tiempo para morir