The fast and the furiousA todo gas, Rápido y furioso o como quieras llamarlo apareció allá por el año 2001, quien iba a decir que esa película pandillera y urbana se convertiría en una saga de acción batiendo récords de taquilla en sus estrenos, con ocho películas a sus espaldas, dos más en producción, un spin off y hasta una serie de animación. Esta saga es en claro ejemplo de exprimir algo hasta que ya no pueda dar más de sí.

La historia de The fast and the furious esta muy lejos de lo que estamos acostumbrados actualmente, aquí no hay que salvar el mundo, no hay que reunir a un equipo como si de Misión Imposible se tratara para derrotar al malo de turno. Estamos hablando simplemente de una banda de delincuentes que se dedica a robar mercancías de camiones en marcha desde vehículos deportivos. La policía infiltra a uno de sus agentes Brian O’Conner (Paul Walker) para buscar pruebas que puedan culparles. Pero una vez dentro, Brian conoce a Dominic Toretto (Vin Diesel) el rey indiscutible del mundo de las carreras ilegales con el que hará buenas migas, además de enamorarse de su hermana Mia (Jordana Brewster). Esto provocará que el policía se implique más en el grupo de delincuentes que en hacer su trabajo, además de evitar a la banda rival japonesa.

Ni mucho menos es un peliculón, pero sí que es un film que te deja buenas sensaciones. Especialmente dirigida para el público joven, el director Rob Cohen, el mismo que haría poco después Triple X o La Momia 3, quiso darles lo que querían: velocidad, adrenalina, coches trucados, momentos impactantes y mozos y mozas de aspecto saludable. Todo esto embutido en un guion tópico y sencillo, muy videocliptero, clásico en las pelis de acción, nada impactante a nivel argumental. Hay que decir que el paso de los años, no le ha tratado muy bien, sobre todo a nivel visual, las escenas con los coches son muy cutres y se abusa del típico plano de cambio de marchas en la que parece que únicamente hacen eso durante la carrera, ¿cuántas marchas tienen esos coches para que estén cada segundo cambiando de marcha?

Un film que sirvió para que algunos actores fueran más conocidos por el público en general, así tenemos a Vin Diesel que se convirtió en el héroe de las películas de acción de la época Triple X, Las Crónicas de Riddick -aunque en ese tiempo no era dado a hacer segundas partes-, Michelle Rodríguez –la novia de Toretto- fue conocida por salir en Resident Evil o Avatar y también la serie de Perdidos (Lost), y especialmente Paul Walker por ser el icono de la saga Fast & Furious y salir en todas excepto en la tercera parte y hasta su fatídico final que concluiría con Fast & Furious 7.

En definitiva, si fuiste un adolescente por esa época al que le encantaban los coches y el hip-hop, y en vez de sangre tienes óxido nitroso en las venas, sin duda esta sería tu película favorita, sino es simplemente una peli más de acción, mucho mas seria y realista de lo que la saga nos ha acostumbrado últimamente.

Frase favorita:

Da igual que ganes por un centímetro que por un kilómetro, ganar es ganar – Dominic Toretto