the-terrorEn 1845 dos barcos zarparon de Inglaterra con centenares de hombres en sus interiores dispuestos a encontrar el esperado paso del noroeste que conectara directamente con Asia, sin embargo algo ocurrió por el camino, algo que les impidió seguir adelante y que los perdió para siempre. Esos dos barcos eran el Erebus y el Terror, dos buques ingleses que formaban una expedición de descubrimiento, en una época en la que había muchas partes del mundo desconocidas por el hombre… al menos por el hombre occidental.

Esta es la premisa de la que parte The Terror, y a partir de la cuál se narra lo que hubiera podido suceder en el interior de esos barcos entre que fueron vistos por última vez y se los dio definitivamente por muertos. El argumento gira alrededor de diversas tramas protagonizadas por diferentes personajes, pero todo confluye en el mismo punto, en el hecho de que ninguno de los que salió de Inglaterra regresó y, por lo tanto, sobrevivió al frío, al hambre, a las enfermedades y a lo que fuera que se encontraran.

Es precisamente en este último elemento en el que se centra el «y si» que articula toda la trama de la serie. A parte de lo evidente de la situación de tener dos barcos embarrancados en el hielo y alejados del mundo, se juega con el hecho de que en el funesto final de los marineros también hubo algo sobrenatural que jugó en su contra. Aunque al principio parece que se trate de unos osos polares enfurecidos, a medida que avanza la trama, sin querer hacer demasiados spoilers, esa criatura que los sigue parece tener, por un lado, algo de yeti cabreado y, por el otro, de espíritu maligno que se dedica a dar caza a las almas despistadas que se acerquen demasiado a él.

Lo curioso de todo esto es que todo lo sucedido, tanto en la serie como en la novela original de Dan Simmons, está basado en hechos reales. Evidentemente juegan con el hecho de que se perdió la pista a estos dos barcos y nunca más se supo de ellos, y rellenan los huecos con una ficción creativa y repleta de las piezas que el imaginario popular fue creando desde el primer momento en que se supo que esos hombres jamás regresarían a casa.

Como se puede ver, algo innegable es que la premisa es, por lo menos, atractiva, ya que supone el típico escenario que tanto gusta al terror elemental pero, a la vez, más exitoso. Un grupo de hombres apartados de la sociedad que deben sobrevivir a algo que no comprenden y que, desafortunadamente, no pueden vencer. Sin embargo, a medida que avanza la historia y los personajes se encuentran bajo una mayor presión, no solo de la susodicha criatura, sino también de que se les acaban los víveres, de las decisiones no muy aceptadas tomadas por los mandos, descubrimos que el auténtico «terror» de la serie no es tanto ese bicharraco con mala uva, sino la propia condición humana.

Al ver The Terror, inevitablemente nos preguntaremos qué haríamos nosotros en una situación parecida, cómo actuaríamos, si seríamos de los que seguimos las órdenes hasta el final, o si, en cambio, nos tomaríamos la justicia por nuestra mano y nos traería al fresco lo que ordenara el capitán; incluso, si estuviéramos liderando la expedición, cuales serían nuestras acciones… aunque al ver la serie veríamos que siempre podríamos cometer errores. Y es que la grandeza de esta historia reside en que no explora tanto una historia de terror clásica, sino que se adentra en la psicología de los personajes para mostrarnos hasta dónde puede llegar el ser humano en situaciones extremas.

the-terror-01

Es cierto que, si bien la serie explora muy bien este elemento de la trama, poco a poco va dejando de lado la criatura que termina siendo una variante más de la situación en la que se encuentran los marineros. En este sentido, aunque la historia está muy bien atada, pierde un poco de coherencia con la premisa, o al menos con lo que se vende al espectador, ya que The Terror tiene muy poco de historia de miedo, y mucho de realismo, aunque esté llevado al extremo.

Es por este motivo que, tras verla, estoy satisfecho y decepcionado a la vez. Satisfecho porque he disfrutado de un producto perfecto, muy bien elaborado, con un equipo técnico y artístico increíble —los actores que aparecen son de primera línea como Jared Harris, Tobias Menzies, Ian Hart o Ciarán Hinds—, y sin duda están más que justificadas las alabanzas que ha recibido de público y crítica. Pero, decepcionado porque no era lo que me esperaba al ver el trailer… Está bien, admito que me encanta lo mainstream y esperaba una historia de terror con más sangre y vísceras, así como una escalada de la acción y del miedo, pero sin embargo, sigue sin ser lo que, en un principio, había «comprado».

A pesar de ello, y siendo sinceros, la serie merece ser vista y disfrutada —sobre todo porque, aunque se ha confirmado una segunda temporada, el argumento tiene principio y final, ya que la que en principio se estrenará en 2019, estará ambientada en la Segunda Guerra Mundial—, pero poned el chip de drama realista con ciertos elementos fantásticos, sino os pasará como a mí, que os quedaréis con las ganas.